Marcos Peña publicó un paper en el que describe, según la mirada PRO, la "herencia económica" que la gestión de Macri le dejará al electo Alberto Fernández. Justifica el aumento del desempleo, el aumento exponencial de la deuda externa y se apoya en un slogan del kirchnerismo.

"No fue magia", es la frase de Cristina Fernández de Kirchner (CFK) que Peña se apropió para graficar el esfuerzo necesario para "revertir la herencia del 2015" y dejar al país "listo para crecer".

"No fue magia. Había que recorrer un camino pedregoso, como el de las tarifas", sostienen.

Según el documento que también contó con la colaboración del ministerio de Hacienda, "sin magia, sin mentira, sin ficción, gracias al esfuerzo de los argentinos de todos estos años, hemos revertido la herencia de 2015" y asegura que "el punto de partida para 2020 es mucho más sano"

Además justifican el crecimiento del desempleo, porque "no se da por una destrucción del empleo sino porque más personas se vuelcan a un mercado laboral que no puede crear la cantidad de puestos necesarios".

Sobre el cepo cambiario también ensayaron una insólita excusa: "En la economía, la confianza sobre el futuro define el presente. Al principio de nuestra gestión pudimos levantar los controles cambiarios porque la gente mira al futuro para decidir hoy. Ahora los tuvimos que reponer, contra nuestra voluntad, porque esa misma gente tiene miedo a qué pueda pasar en el futuro".

Fuente: Política Argentina