El ministro argumentó por qué el país está tomando las únicas medidas acertadas para frenar los efectos mortales de la pandemia y se diferenció de otros países. 

“Claramente hubo una estrategia de la oposición en la que algunos medios se engancharon de bombardear de manera permanente la estrategia que habíamos tenido como país. En los últimos días, ello se modificó porque advirtieron el panorama de aumento de los casos locales y también porque advirtieron lo que ocurría en el mundo”, justificó el ministro.

Después, revalorizó el esfuerzo de las medidas de aislamiento que se tomaron hasta ahora y dijo que no se “va a bancar que un argentino se quede sin atención”. Medias que ayudaron a ganar tiempo para requiparse y enfrentar los días más duros de la pandemia.

“Lo que hicimos en 80 días es algo impresionante: tenemos el 35 por ciento más de camas de cuidados intensivos. Que un argentino se quede sin atención es algo que como médico no me voy a bancar”, manifestó.

“La verdad es que si desde el gobierno no se controlaba la pandemia íbamos a tener todas las infecciones de golpe. Es lo que pasó en Nueva York, uno de los sitios con más recursos por habitante y cuando les llegó la ola de Covid-19 estacionaban los camiones en la puerta de los hospitales para trasladar los cadáveres”, puntualizó González García.       

El funcionario también opinó sobre el exministro de Salud, Adolfo Rubistein, quien había sostenido que la cuarentena no podía ser el “único remedio”.

“Rubinstein es un experto en remedios y vacunas, por eso nos dejó sin remedios y sin vacunas”, disparó.

Por último, Ginés volvió a diferenciarse de la lógica del “sálvense quien pueda” que imperó en otros países del mundo, como en Estados Unidos o en Brasil. Dijo que allí se realizó un “experimento muy cruel”.

Fuente: Infocielo