La titular de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), Fernanda Raverta, anunció hoy que el Gobierno está trabajando en un decreto de necesidad y urgencia (DNU) para implementar una jubilación anticipada.

Se trata de una política dirigida a personas que se encuentren desempleadas, reúnan 30 años de aportes y les falten cinco años o menos para cumplir la edad jubilatoria: entre 55 y 60 años las mujeres y entre 60 y 65 los varones.

Según estimaciones de la Anses, la medida alcanzará en una primera instancia a una población aproximada de entre 20.000 y 30.000 personas, de las cuales el 90% son hombres.

"Estamos construyendo una política que da respuesta a un problema que tenemos las argentinas y argentinos", destacó Raverta.

En declaraciones a la TV Pública, señaló que "hay personas que trabajaron toda su vida, que tienen sus 30 años de aportes y que, en los últimos años del gobierno anterior o incluso en la pandemia, perdieron su trabajo, no se pueden jubilar todavía y por su edad tienen una enorme dificultad para reincorporarse al mercado formal de trabajo".

Así, la funcionaria destacó que se están "terminando de estudiar los detalles, para que sea una medida seria y para que podamos ofrecer, una vez más, una solución a un problema que tenemos las argentinas y argentinos".