El Consejo Directivo de la CGT se reunió esta tarde, luego de seis meses de inactividad, para comenzar a debatir el proyecto de ley de reducción de la jornada laboral que presentaron en el Congreso de la Nación Hugo Yasky y Claudio Ormaechea. Durante el encuentro se dará inicio además al procedimiento administrativo para la convocatoria al Comité Central Confederal y de su congreso nacional, con el propósito de elegir su futura conducción por un período de cuatro años.

En la antesala de la reunión Andrés Rodríguez, secretario General nacional de UPCN, se manifestó en contra de impulsar el debate y lo rotuló como "prematuro". "Me parece que hay que crear el mayor empleo formal posible y que la gente tenga esa posibilidad de trabajar", dijo. En ese marco, hay voces a favor y en contra. Hasta ahora hay dos proyectos presentados en el Congreso: uno del diputado Yasky, jefe de la CTA y otro de Claudio Ormaechea, proveniente del gremio bancario.

La iniciativa fue apoyada por el secretario general de la Asociación Bancaria, Sergio Palazzo quien afirmó que respalda la jornada laboral reducida con igual remuneración. El titular del sindicato ferroviario, La Fraternidad, Omar Maturano, también sumó su punto de vista a favor pero con reservas: "No estamos en contra de pasar a un régimen de seis horas en otros rubros, es una manera de generar mayor empleo pero también hay otros caminos".

En tanto en el gobierno nacional también hay posturas encontradas. En ese sentido el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, consideró “imposible” aplicar la reducción de la jornada laboral en la Argentina. “Hay que ser cuidadosos con ese tema porque en los países donde ha habido avances en este sentido son países desarrollados y, en general, han incorporado un esquema de reducción proporcional del salario porque estamos hablando de países donde el mercado laboral está muy desarrollado”, afirmó. Sin embargo Claudio Moroni, Ministro de Trabajo sí se mostró a favor: "Como tenemos una capacidad limitada de generación de empleo, uno de los modos de permitir mayor inclusión es la reducción de la jornada".

El presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Daniel Funes de Rioja, es uno de los principales detractores de la iniciativa y consideró que "es prioritariamente materia de los convenios colectivos" y aclaró que "en todo caso, reducir la jornada implicaría también proporcionalizar el salario, con su pertinente reducción".

El textil Teddy Karagozian, CEO del Grupo TN&Platex, señaló a su vez que “reducir la jornada laboral es, como dijo el ministro Kulfas, una barbaridad atómica y un despropósito”.

“Me parece una tontería la reducción de la jornada laboral porque no reconoce los problemas de la Argentina”, aseguró Karogozian en declaraciones radiales.

La Argentina es uno de los países de la región con una jornada laboral más extensa.

Fuente: Minuto Uno