Por 6 votos a 5, la Corte Suprema de Brasil dictó que la prisión de una persona condenada solamente en segunda instancia es inconstitucional y cambió la jurisprudencia sobre el cumplimiento de la condenas después de la segunda instancia. Esto permitirá la liberación del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

El presidente del Supremo Tribunal Federal (STF), la máxima corte de Brasil, Antonio Dias Tóffoli, votó a favor de que los presos condenados en segunda instancia esperen su condena fuera de la prisión. De esta manera, la votación culminó 6-5, ya que el tribunal había llegado a un empate en cinco.

El fallo permitirá la liberación del expresidente brasileño, ya que modifica la jurisprudencia sobre la constitucionalidad de detener a un condenado sin que todas las instancias del Poder Judicial fueran agotadas. 

Lula está detenido desde el 7 de abril de 2018 por corrupción y se declara como un preso político en una causa para dejarlo fuera de las elecciones que ganó Bolsonaro en octubre del año pasado.

Por su parte, el presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, utilizó su cuenta de Twitter para celebrar el fallo de la Corte. "Es lo mismo que venimos reclamando en Argentina desde hace años", marcó.