La Sala Segunda del Supremo Tribunal Federal de Brasil retomó el debate sobre la parcialidad del ex juez Sergio Moro (está suspendido) en torno a la investigación que llevó a la cárcel al ex presidente Lula Da Silva. Gracias a esa prisión, Lula no pudo ser candidato y ganó Jair Bolsonaro, que llevó a Moro como ministro de Justicia. 

Ahora, se confirma que Moro fue "parcial" contra Lula: es decir, lo persiguió sin pruebas, como señalaron desde siempre Lula y todos los dirigentes del PT. Ahora lo confirmó el máximo tribunal de Brasil. Histórico. 

La votación había quedado con dos votos en favor de anular las condenas contra Lula de parte de Gilmar Mendes y Ricardo Lewandowski y uno en contra de Edson Fachin quien además es relator de la causa Lava Jato. Luego del pedido de vista (recurso que se utiliza tener más tiempo en el análisis de determinada causa) del juez Kassio Nunes Marques, la sesión se reanudó con su voto negativo. 

Ahora ya no, pero durante mucho tiempo Moro fue un "ejemplo" a seguir en el país, sea desde los grandes medios de comunicación o desde la dirigencia de Juntos por el Cambio, que se fotografiaban felices con el ex magistrado. ¿Qué dirán ahora?