Aunque el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, sostuvo que "no debería tener impacto fiscal" una sentencia contraria al sistema de actualización del salario de jubilados que aplica la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses), el Gobierno aguarda con preocupación el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que resolverá el índice que se debe aplicar para el cálculo de los pagos retroactivos de haberes jubilatorios.

El máximo tribunal se expedirá sobre un caso, el de Luis Orlando Blanco, pero su decisión se proyectará a decena de miles de demandas que tramitan en su seno y, en instancias inferiores, en el fuero Federal y de la Seguridad Social en todo el país.

El expediente de Blanco llegó a la Corte ante el recurso presentado por la Anses contra el fallo de segunda instancia que favoreció el reclamo que Blanco inició hace más de una década.

Dictada la sentencia que condenaba al pago del retroactivo, Anses expuso sus argumentos para que se efectuara por el índice Ripte.