Finalmente, luego de un largo “apagón informativo” el gobierno de María Eugenia Vida publicó el Informe de Deuda Pública al 31 de diciembre de 2017. Según los propios datos que maneja el Ministerio de Economía que comanda el hombre de confianza de Vidal, Hernán Lacunza, revela que producto de la devaluación de 2017 el stock de deuda dio un salto de diez mil millones.

En consecuencia la secretaria e formación, investigación, proyectos y Estadísticas de la Central de los Trabajadores Argentinos de la Provincia de Buenos Aires, Silvia Almazán, indicó que “el endeudamiento fue mayoritariamente en moneda extranjera, dejando cada vez más atada a los vaivenes de una economía mundial en un contexto muy complejo”.  Asimismo, en la misma línea agregó que “la reciente corrida cambiaria que llevó el valor del dólar a valores en torno a $29,0 incrementó la deuda pública provincial en $99.352 millones”.

 “Sólo la corrida del dólar provocó un aumento cercano al total de los recursos presupuestados en 2018 para Seguridad social ($117.631 millones), un 55,9% de lo destinado a Educación y cultura ($177.650)”, sentenció la secretaria de la CTA bonaerense.

Pero, además, el sitio InfoCielo advierte que los datos que se publicaron no contemplan la crisis cambiaria previa al acuerdo de 50 mil millones de dólares con el FMI que provocó la salida de Federico Sturzenegger, tiró por la borda las previsiones inflacionarias al 27 por ciento, al tiempo que volvió a aumentar considerablemente la deuda pública de la Provincia.

Vale aclarar que el aumento de la deuda en moneda extranjera durante la gestión de María Eugenia Vidal creció un 270% en dos años. Representa más del 60% de la deuda total, sin tener en cuenta las variaciones en la cotización del dólar y la gran devaluación de los últimos meses.

La deuda total, por su parte, pasó de 122.084,8 millones de pesos en diciembre de 2015 a 254.531,6 en el mismo mes de 2017.