“Había que condenar a un gobierno. El de Néstor Kirchner. Había que traer de vuelta al FMI. Y para eso había que convencer que el que nos desendeudó era un chorro. Por eso es que estoy sentada acá", fue uno de los fragmentos de la declaración de Cristina Fernández de Kirchner ante el Tribunal Oral Federal 2, que la investiga en una causa insólita. 

Con un tono enfático, CFK aseguró: “Seguramente tienen la condena escrita. No me interesa. Yo he elegido la historia. A mí me va a absolver la historia”, les dijo a los jueces.

La vicepresidente recientemente electa (fue votada por casi el 50% de los argentinos) siguió: “Todo esto es una clase magistral del lawfare puro". Los jueces Andrés Basso, Rodrigo Giménez Uriburu y Jorge Gorini miraron para el piso. “El gobierno que se va tenía una mesa judicial donde decidía quién iba preso, quién no iba preso y hasta qué empresario había que apretar para sacarle la empresa”, remarcó. “pero bastó que fuera electa senadora para que, tres días antes de asumir, me dictaran la prisión preventiva, que obviamente no podían ejecutar porque tenía fueros. ¿Qué decía entonces la construcción mediática? Cristina no va presa porque no tiene fueros", destacó.

Además, se refirió a la feroz persecución que sufre su hija Florencia. “Mi hija tenía doce años cuando llegó a Olivos. Se fue de Olivos con 25 años, una hija y un procesamiento como miembro de asociación ilícita”. Luego, reveló: “Siempre le digo a Florencia, tal vez para consolarla: imaginate lo que hubieran hecho con Perón y Evita si hubieran tenido hijos. Es el unico consuelo que puedo darle, después de todo lo que le han hecho”.

“El hecho de que una persona tenga una empresa y sea amigo de otro, ¿es delito? ¿Cómo le llamarían, entonces, al empresario que se benefició con los tarifazos energéticos?”, ironizó sobre el presidente Mauricio Macri y su relación con el millonario empresario Nicolás Caputo, íntimo amigo del mandatario.

Por último, Cristina remarcó: “Este tribunal es el tribunal del lawfare y seguramente tiene la condena escrita. ¡No me interesa! Yo he elegido la Historia. A mí me absolvió la historia. Y a ustedes, seguramente los va a condenar la historia”. La sala rompió en aplausos para la mujer que fue dos veces presidenta y que ahora volverá al Congreso Nacional como vice, luego de obtener el 48% de los votos.