Tras la solicitada que firmaron ex presidentes lationamericanos y referentes de la política, el sindicalismo, la Justicia y los derechos humanos, para pedir la libertad de Amado Boudou, su defensa aseguró que llevará el caso a la Corte Interamericana de Derechos Humanos para que revise la condena. Entre las irregularidades, un testigo recibió millones de pesos para declarar en contra de Boudou. 

Así lo aseguró la abogada del ex vicepresidente, Graciana Peñafort, quien además anticipó que apelarán el fallo del juez de ejecución penal Daniel Obligado que revocó el arresto domiciliario de Boudou y dispuso su regreso a la cárcel.

Esta semana, casi 5.000 personalidades de todo el mundo, entre ellas las de los ex presidentes Luiz Inácio Lula Da Silva y Dilma Rousseff (Brasil), Evo Morales (Bolivia), Enesto Samper (Colombia, también exsecretario general de Unasur), Fernando Lugo (Paraguay), Rafael Correa (Ecuador) y Manuel Zelaya (Honduras), firmaron una solicitada que tuvo un gran impacto político. 

En el escrito, los firmantes arremetieron contra "los medios de comunicación monopólicos y segmentos corrompidos del Poder Judicial" por "generar una estrategia común que envenena la atmósfera política", y que se asocia a prácticas de "lawfare" para perseguir judicialmente a dirigentes políticos de determinadas fuerzas políticas.

"La sentencia de condena ha omitido respetar el debido proceso. Por eso vamos a solicitar en la Corte Interamericana que la revise, porque el respeto al debido proceso es una garantía de los derechos humanos", subrayó la abogada defensora de Boudou.