A partir de que salieran a la luz los reiterados encuentros en Casa Rosada y la Quinta de Olivos durante el gobierno de Cambiemos entre el ex presidente Mauricio Macri y los jueces Mariano Borinsky y Gustavo Hornos, también presidente de la Cámara Federal de Casación Penal, la defensa de Cristina Fernández de Kirchner solicitará la nulidad del juicio oral del Memorándum con Irán.

Así lo confirmó su abogado, José Beraldi, abogado de la actual vicepresidenta de la Nación quien adelantó en diálogo con Radio Nacional, que pedirán "la nulidad de la causa del Memorándum por la intervención que tuvieron en el caso Hornos y Borinsky”.

“Son jueces que tramitan causas de una enorme trascendencia política y que dictaban resoluciones que eran funcionales al gobierno”, señaló Beraldi, quien catalogó de escandalosas a esas reuniones.

“Esto seguramente sea la punta del iceberg que van a aparecer en esta investigación, todavía la cámara se niega a difundir el entrecruzamiento de llamadas”, añadió luego el abogado.

Según consta en los registros, los magistrados Borinsky y Hornos reabrieron la causa del Memorándum con Irán apenas unos días después de haberse reunido con Macri, y posteriormente a que otros jueces la desestimaran.

Por último, Beraldi pidió un mayor compromiso de la Corte Suprema de Justicia: “Deberían dar un parecer y marcar una línea para adelante”, subrayó.