Liliana Barícola, hermana de Pedro Barícola, un miembro Defensa Civil fallecido en el incendio de Iron Mountain, denunció que también fueron escuchadas y espiadas, igual que con los familiares del ARA San Juan.

"Nos escuchaban, nos perseguían por la calle. A mi hermana la persiguieron todo un día con una camioneta del Gobierno de la Ciudad" sostuvo y pidió que "también se llegue a las grandes empresas y corporaciones que estuvieron atrás de esto".

El 5 de febrero de 2014, el incendio y posterior derrumbe de un depósito de la empresa Iron Mountain, del barrio de Barracas, provocó la muerte, entre bomberos y rescatistas, de diez personas mientras que otras siete resultaron gravemente heridas.

En diálogo con El Destape, la hermana de una de las víctimas fatales de las contó además que se dio un paso clave para que los familiares vuelvan a ser aceptados como querellantes en la causa: "Fuimos echadas de la querella cuando falleció mi mamá. Y ahora hubo novedades después tantos años. Estamos a punto de que nos dejen participar de la querella", contó.

"En estos casi 7 años pasó muy poco en la investigación judicial. La causa durmió durante muchísimo tiempo. El principal responsable de Iron Mountain son el Gobierno de la Ciudad, en ese momento a cargo de Mauricio Macri y Rodríguez Larreta" apuntó Liliana Barícola.

"No queremos que esto se siga tapando, porque hicieron esto para tapar el lavado de dinero" denunció y agregó:  "Estuvimos solas durante todos estos años", destacó. Y explicó que “el viernes Casación hizo lugar al pedido” para que los familiares vuelvan a participar en la causa.