A raíz de algunos reclamos de familiares que solicitaban para las personas privadas de la libertad que también pudieran percibir el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), la Anses aclaró que los presos no pueden ser destinatarios de este beneficio. Cabe recordar que la inscripción para el IFE está cerrada y no se admiten más beneficiarios.

El Gobierno formalizó a través de una resolución del Ministerio de Trabajo, publicada este jueves en el Boletín Oficial, que los presos no pueden percibir el IFE: "Aclárase que las personas privadas de la libertad, bajo cualquier modalidad, no están alcanzadas por las previsiones del Decreto N° 310/2020 y su modificatorio, por no reunir la calidad de destinatarios”.

Cuando se lanzó el IFE, se generó polémica porque supuestamente lo estaban percibiendo personas encarceladas, algo que no sucedió y desató el reclamo de varios familiares de presos para que el beneficio fuera extensivo.

El Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), cuyo tercer pago comenzó a realizarse esta semana, abarca a casi 9 millones de personas, sobre todo desocupados o trabajadores de la economía informal, que perciben 10 mil pesos por parte del Estado Nacional para mitigar los efectos de la pandemia en la actividad económica.