Un nuevo escándalo rodea a una de las familias con peor historial en el país. Se trata de la familia Macri, quienes acumulan escándalos desde, por lo menos, los años 90, cuando Mauricio fue condenado por evasión y salvó de la cárcel gracias a la Corte Suprema de aquellos años, muy vinculada con los negocios oscuros. Esa Corte fue reformada por Néstor Kirchner en 2003. 

Ya como presidente del país, Macri permitió que su hermano blanquera 600 millones de pesos. Pero ahora se sabe que también la madre blanqueó 25 millones de dólares provenientes de una posible evasió o fuga de dólares. Escandaloso. 

Hace sólo unas semanas, el propio Macri reconoció en una entrevista con La Nación +, donde se sospecha que puso 15 millones de dólares, que "nadie que pague todos los impuestos en la Argentina puede tener un retorno sobre su capital". “Para ganar plata hay que evadir impuestos”, aseguró sin que nadie se escandalizara. ¿Se imaginan qué hubiera pasado si alguien del peronismo hubiera dicho algo similar?