A más de 80 días de la desaparición de Facundo Astudillo Castro, los abogados de la familia del joven de 22 años presentaron en la mañana de este martes la recusación al fiscal federal a cargo de la investigación, Santiago Ulpiano Martínez, responsable de la Fiscalía Federal N1 de Bahía Blanca.

Según informó el portal El Destape, los abogados Luciano Peretto y Leandro Aparicio trabajaban los detalles finales del escrito, donde la familia de Castro plantea que la investigación está plagada de irregularidades, filtraciones, desviaciones y obstáculos, y acusan al fiscal por sostener “hipótesis contrarias” a la de la familia, con el objetivo de encubrir la responsabilidad policial.

En ese sentido, desconformes con el desempeño de Ulpiano Martínez, Peretto aseguró que “No está a la altura de las circunstancias. Obstaculiza con muchas desprolijidades y lentitud, y además hay graves filtraciones de información sensible a medios bahienses”, dijo a El Destape Radio.

Por su parte, Aparicio explicó que “la semana pasada se dieron cinco testimoniales que fueron esclarecedoras. Ayer se tomaron tres más y en una de ellas, el fiscal le dijo a un testigo que no podía seguir declarando por incurrir en falso testimonio”. Y destacó que “está claro que hubo un plan para el encubrimiento de la desaparición de Facundo”.

La querella informó este lunes que tienen “nueve policías individualizados en la desaparición forzada y el posterior encubrimiento”, y que las declaraciones testimoniales refuerzan la hipótesis de que Facundo Castro fue desaparecido por la Policía Bonaerense.

“No nos queda ninguna duda que hay un plan de encubrimiento. Son 9 los policías que tienen que ver en el plan de encubrimiento”, informó Aparicio. Y agregó que tienen elementos para solicitar las detenciones, aunque todavía se encuentran en la etapa de recolección de pruebas.

“Hubo encubrimiento. Aparecieron falsos testimonios de policías que supuestamente lo vieron en Bahía Blanca. Recopilaron testimonios truchos”, aseguró el abogado. Además, señaló que “en el reporte inicial supuestamente Facundo no fue nunca a la comisaría, y eso es mentira”.

“No sólo la comisaría de Mayor Buratovich participó del encubrimiento, la de Pedro Luro también”, dijo el abogado, y aseguró que están involucrados “policías de Bahía Blanca y Villarino”.

El abogado también cruzó al ministro de Seguridad bonaerense: “Le pido al gobernador Kicillof que le diga al ministro Berni que deje de perseguir a los chicos que se manifiestan pacíficamente por la aparición de Facundo, como hicieron el Patagones”.

El fiscal federal Santiago Ulpiano Martínez había sido impugnado en abril de 2018 por organismos de Derechos Humanos. Como ya informó El Destape, denunciaban que carecía de idoneidad para el cargo y que, luego de tres años al frente del Juzgado Federal 1 de Bahía Blanca, como juez subrogante, mostró una “incapacidad absoluta para asumir una tarea de similares características y responsabilidades”.

Abuelas de Plaza de Mayo, Madres Línea Fundadora, Hijos y el CELS, entre otros organismos, le pidieron al Senado que rechace el pliego de Ulpiano Martínez, enviado por el gobierno de Mauricio Macri. Advertían “un claro retroceso en el proceso de Memoria, Verdad y Justicia” porque obstaculizó avances en distintas causas por delitos de lesa humanidad. A pesar de las impugnaciones, Martínez fue designado en octubre de 2018 por un decreto del entonces presidente Mauricio Macri.

Antes, en 2015, Ulpiano Martínez había sido apartado como juez subrogante de Bahía Blanca por obstaculizar el avance de los procesos judiciales por crímenes de lesa humanidad. La decisión del Consejo de la Magistratura fue respaldada por fiscales, funcionarios, querellantes y miembros de organismos de Derechos Humanos.