El presidente Mauricio Macri intervino en el conflicto gremial de los trabajadores de Aerolíneas Argentinas y apuntó directamente contra el reclamo de los trabajadores. En el marco de la inauguración de un hotel de lujo en Pilar Golf Club, el mandatario afirmó: “Aerolíneas pueda volar sin pedirle plata al Estado nacional”.

Acto seguido, argumentó citando a su hija Antonia: “Yo no quiero más que mi hija me pregunte por qué me tienen que bancar todos los demás. por qué no se hacen las cosas como hay que hacer en Aerolíneas para que no requiera del aporte de todos los argentinos'”.

“Por más que gracias a la nueva oferta que hay y la baja de precios hay nuevos argentinos que vuelan por primera vez todos los meses, que es algo maravilloso, igual sigue siendo menos del cuatro por ciento de la población. Entonces no es justo que el 95 por ciento de los que no usan los aviones tienen que pagar para que Aerolíneas funcione”, siguió. De esta manera, el presidente alimenó viejos fantasmas sobre la privatización de Aerolíneas, como ya pasó en los 90 y que significó un desfalco para el patrimonio público. 

Por otro lado, el Presidente ofreció una forzada comparación con otros medios de transporte y señaló: ”El colectivo sí es un medio de transporte que usa la mayoría de los argentinos y les genera un ahorro de tiempo fenomenal”. 

Además, Macri protestó por el giro que debió concretar el ministro de Economía Nicolás Dujovne de 1000 millones de pesos para sostener la empresa. “Aerolíneas, producto de la devaluación y del aumento del petróleo, ha aumentado de vuelta su necesidad de financiamiento porque desde que Aerolíneas se estatizó hay que poner plata todos los meses para que Aerolíneas funcione”, concluyó el presidente.