Día a día se suceden los récord de contagios y muertes en el área metropolitana Buenos Aires, mientras CABA sigue con su política de levantamiento total de la cuarentena. Todos los negocios están abiertos (incluso, algunos bares) y no se respeta ni la distancia social. La policía, bien gracias. 

Mientras en PBA siempre fueron más prudentes, en Capital Federal insisten: "No hay razones para dar marcha atrás". CABA sigue la ruta de Jair Bolsonaro, el líder brasileño que llevó a su país a un colapso sanitario con más de 90 mil muertes. 

"Esto es una llamada de atención, es un dato a observar pero para sacar conclusiones necesitamos analizar al menos una semana", manifestó Rodríguez Larreta, Jefe de la Ciudad. "Depende de la responsabilidad de todos que podamos seguir adelante con esta puesta en marcha de la Ciudad, siempre viendo los datos, por eso no hay que adelantarse", insistió.

Y describió: "No dejan de ser un dato, hay que mirar, una semana o diez días como mínimo".

Según los datos oficiales, en CABA están cubiertas el 70% de las camas de alta complejidad. ¿Se banca el sistema sanitario el ritmo actual de contagios?