En Capital Federal, hace días que la cuarentena está "liberada". Esto es: están permitidas casi todas las actividades y las restricciones solo cuentan a cargo de cada ciudadano, que decide cumplir o no con ellas. No existen los controles. Así se pueden ver reuniones sociales en departamentos o plazas. 

"Entre todos tenemos que compartir la responsabilidad de cuidarnos, eso se decide en cada actitud", insistió el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quien reconoció que el coronavirus llegó a todos los barrios. 

"Veníamos de 3 semanas más o menos de un promedio de 1000 casos por día. Hoy, tomando las últimas dos semanas, el promedio es de 1100 casos por día. Es su nivel de casos estabilizado pero alto", advirtió Larreta.

Por otro lado, subrayó que "el transporte público será de uso exclusivo para los trabajadores esenciales" y dijo que "vamos a seguir siendo muy estrictos con los controles en la circulación", mintió. Hace días que la policía local no controla a nadie. 

"Sabemos que esto también es un incordio para todos, pero el transporte público es un lugar es sensibilidad de contagios", señaló. El funcionario porteño ampliará los detalles de esta nueva etapa de la cuarentena mañana en una conferencia de prensa.