"Hay gente enojada y mucha gente angustiada porque cuesta más llegar a fin de mes", aseguró el presidente Mauricio Macri en una entrevista radial. Durante su mandato creció la pobreza, la indigencia y la desocupación. La crisis social afecta a cada vez más argentinos. 

Sin embargo, eligió una excusa sorprendente: "Nos hemos chocado contra una realidad, los entiendo. La Argentina venía hace muchos viviendo por arriba de sus posibilidades", aseguró.

Sin embargo, intentó mostrarse optimista: “Doy vueltas por el país todo el tiempo, debo ser el presidente que más ha recorrido el interior del país en sus primeros tres años de gobierno, y lo hago desde el amor que tengo por lo que hacemos y todos ustedes, y por la convicción que estando cerca y escuchándolos, voy a resolver los problemas que tenemos”, dijo.

Con argumentos sorpresivos, el presidente reconoció que la inflación "nos ha pegado" pero eso es bueno: "Finalmente hemos entendido". Además, volvió a decir que la suba de precios "está bajando", frase que viene repitiendo desde enero de 2016. ¿Macri decidió alejarse definitivamente de la realidad?