Cristina Fernández de Kirchner cruzó a la oposición ya los medios de comunicación por las mentiras de los candidatos y la falta de repreguntas del periodismo. Durante el cierre de campaña del Frente de Todos en Tecnópolis, la vicepresidenta hizo referencia al caso del diputado baleado del Frente de Todos Miguel Arias, y preguntó "¿Se imaginan si esto hubiera sucedido en Formosa? Piensen un minuto", dijo. 

"Si un diputado de la oposición hubiese sido baleado en Formosa teníamos una caravana de tráilers y cámaras de televisión para transmitir en directo", completo Cristina y agrego que a los "candidato de los nuestros los fusilan, los maltratan, a los de ellos no les preguntan nada de nada". 

Más adelante, disparó contra María Eugenia Vidal por "tener un doble discurso y decir una cosa en un lado y otra cosa en el otro". En ese sentido, habló de la promesa de la ex Gobernadora sobre no buscar perpetuarse en el poder mientras realizó actos de campaña con Gustavo Posse, intendente de San Isidro, el municipio bonaerense que hace casi 40 años que es gobernada por el mismo apellido. "El principado de San Isidro", señaló Cristina. "Digo 'principado' porque no es que es relecto, lo heredó", ironizó la ex presidenta. 

"No podemos seguir permitiendo que se mienta tan alevosamente y se  transgiverse  la verdad de esa manera", lanzó CFK.