El índice general de precios al consumidor (IPC) registró en octubre un alza de 3,8% con relación al mes anterior, el mayor salto mensual desde noviembre del año pasado (4,3%), según informó el INDEC.

Este año la inflación acumulada llega a casi el 27%. La suba de octubre estuvo impulsada por aumentos en servicios regulados, productos alimenticios estacionales y artículos de vestir y calzado.

Según el informe oficial, en los primeros diez meses del año la inflación acumulada es de 26,9%, siendo 15,3 puntos menor al 42,2% acumulado en el mismo periodo de 2019. Si se compara con igual mes del año pasado, en noviembre la inflación interanual fue de 37,2%, por debajo del 50,5% registrado un año atrás.

Las cifras se publicaron el mismo día que la Secretaría de Comercio Interior anunció el retiro de un grupo de productos, que no son considerados esenciales en el consumo masivo, del programa Precios Máximos, como bebidas alcohólicas, energizantes, arroz integral, golosinas, café y maquillaje.  

Los artículos considerados esenciales que continúan dentro del programa seguirán alcanzados por los precios máximos, mientras que para los productos que fueron retirados todavía no se definieron los aumentos que se autorizarán.

Entre las principales variaciones en lo que va del año se destacan el rubro alimentos y bebidas no alcohólicas (32,5%), bebidas alcohólicas y tabaco (25%), prendas de vestir y calzado (48,9%), equipamiento y mantenimiento del hogar (29,4%), recreación y cultura (33,9%) y restaurantes y hoteles (26,3%).

Dentro el rubro alimentos, el de mayor peso en el bolsillo de las familias, hubo importantes aumentos en los primeros nueve meses del año en carnes y derivados (30,6%), frutas (44,5%), verduras, tubérculos y legumbres (103,3%), azúcar, dulces, chocolate y golosinas (24,5%) y café, té, yerba y cacao (25,1%).