“Yo me acuerdo de una campaña con una candidata con botas entre los chacos de la inundación, y nada hicieron”, dijo el presidente Alberto Fernández al presidir el acto de firma en la Casa de Gobierno, acompañado por el gobernador bonaerense, Axel Kicillof. La ironía apuntó contra María Eugenia Vidal, que en 2015 se mostraba conmovida por las inundaciones en Buenos Aires. No hizo una sola obra en su mandato. 

El mandatario cuestionó que en el anterior Gobierno no se haya avanzado en obras que tenían préstamos aprobados y lamentó que se trató de "una oportunidad perdida".

Puntualmente, el jefe de Estado se refirió a las obras hídricas para prevenir inundaciones en la Cuenca del Río Luján, que contaba con un "crédito ventajoso" de la CAF y del que sólo se ejecutó "un 5 por ciento, destinado a pagar auditorías y planificación".

"Cuando todo estuvo hecho para empezar, nunca se empezó: no es muy distinto cuando vemos viviendas que no se terminaron o las que nunca se entregaron, o los hospitales", sostuvo Alberto Fernández.

En la Casa Rosada, el Presidente agregó: "Uno se da cuenta de lo inexplicable, de cuáles fueron las urgencias en esos cuatro años de la Argentina. Uno se da cuenta de la oportunidad perdida para el país, porque en esos cuatro años siguieron padeciendo los que vivían a orillas del Río Luján".

Y añadió: "Me acuerdo en la campaña de 2015 de una candidata con botas entre los charcos de la inundación y con todo para hacer, nada hicieron".

Desde el Salón de las Mujeres Argentinas, Alberto Fernández señaló que "el Río Luján ha sido siempre un problema para Mercedes, Luján y Pilar y los afectados eran los sectores más humildes, porque el agua crecía sobre las orillas del río y afectaba a los sectores más empobrecidos, más necesitados".