De cara a las PASO de este domingo, el Frente de Todos tuvo el acto de cierre de campaña nacional en el predio de Tecnopolis. Como estaba previsto, los únicos oradores fueron el presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Durante su discurso, CFK se refirió al rol del periodismo durante la campaña. “Escucho en algunos medios que hubo una campaña mala, con un debate bajo. No es nuestro problema, de nuestros candidatos que fueron a todos los programas y todos los canales y hasta aguantaron maltrato” sostuvo la vicepresidenta.

Y reflexionó: “Dicen que no hay debate. Entonces los periodistas terminan criticando a todos los políticos. Mentira, el debate está achatado por ellos mismos, porque ellos no ponen en debate lo que tienen que poder. La oposición no puede ir a ningún canal a explicar nada”.     

En ese momento, la ex presidenta puso como ejemplo el tratamiento mediático sobre la polémica compra de un departamento en manos de María Eugenia Vidal. “Frente a la crisis de vivienda que hay en el país, la ex gobernadora pudo conseguir un piso igual que el mío en Recoleta, a mitad de precio y el vendedor le prestó la plata. Y a nadie le llama la atención y nadie le pregunta nada. Yo siempre viví así. Ponganle que yo soy una groncha peronista. Pero esto que estoy diciendo, ¿saben por quién me lo enteré? Por una rubia que no es peronista, no es groncha y que si esto fuera monarquía no sería menos que duquesa” afirmó.

A su vez, Cristina también ironizó sobre la compra de un inmueble por parte del candidato a diputado por Juntos, Diego Santilli. “Otro candidato, nos enteremos que vive en un piso de millón de dólares, y lo pudo devolver en un año, toma mate con chocolate” dijo la vicepresidenta en el escenario que compartió con el presidente, los gobernadores del Frente de Todos y el presidente de Diputados, Sergio Massa, y el jefe del bloque en esa Cámara, Máximo Kirchner.