El Tribunal Oral Federal Nª 24 de la Ciudad de Buenos Aires condenó al periodista ultramacrista Eduardo Feinmann por haber acusado de asesino al teniente de fragata retirado Julio Cesar Urien. Había mentido y no pudo explicar por qué. Fue condenado. 

Cuando Feinmann todavía conducía en el canal de noticias A24, acusó a Urien de asesinar a "sangre fría" a un cabo de la Armada durante un levantamiento en la ESMA en 1972.

El juez Javier de la Fuente sostuvo que el periodista "no se limitó a emitir opiniones críticas o juicios de valor, que puedan resultar ofensivos para terceros o el propio destinatario, sino que afirmó un hecho objetivo que no se ajusta a la realidad".

Feinmann deberá pagar 30 mil pesos a Urien y recibió de parte del magistrado el "máximo de la sanción pecuniaria prevista", ya que los montos impuestos en el Código Penal quedaron "desactualizados". Es decir, para Feinmann mentir cuesta muy poco. 

De la Fuente agregó que el periodista "le imputó al querellante haber matado de un disparo en la cabeza a un cabo y lo hizo de manera asertiva, sin ninguna referencia a una fuente de información, ni siquiera anónima".

Asimismo, la empresa en la que Feinmann trabajaba al momento de producirse la injuria deberá publicar "la presente sentencia a costa del querellado".