Este martes, el Juzgado Federal en lo Contencioso Administrativo declaró la incompetencia de la justicia porteña y le mandó el expediente a la Corte Suprema.

En medio de la tensión entre el Gobierno Nacional y la administración de Horacio Rodríguez Larreta por las restricciones que el pasado 12 de abril dictó Alberto Fernández por la segunda ola de coronavirus. 

Esta decisión de la Justicia deja sin efecto la cautelar planteada por padres y madres de alumnos y ordena suspender las clases presenciales en la Ciudad de Buenos Aires. 

En contrapartida, la medida no suspende las clases presenciales. Declara la incompetencia del fuero en lo Contencioso Administrativo, Tributario y de las Relaciones de Consumo de la Ciudad de Buenos Aires que intervino a favor de Rodríguez Larreta y deja vigente el DNU del Poder Ejecutivo, hasta que se expida la Corte.