Luego de que el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, mandara a la Policía de la Ciudad a reprimir a Metrodelegados argumentando que tanto la medida de fuerza que llevaban adelante como el mismo gremio eran “ilegales”, la Justicia obligó a la Ciudad a sentarse a discutir paritarias con AGTSyP.

El cumplimento del fallo quedó a cargo de Ezequiel Jarvis de la subsecretaria de Trabajo, quien deberá convocar al Gobierno de la Ciudad y los Metrodelegados. Desde su entorno, confirmaron la existencia del fallo y de que las partes fueron notificadas del mismo.

A su vez, en el escrito de Gallardo también se ordena dejar sin efecto todas las sanciones que tomó la empresa contra los trabajadores que protagonizaron el levantamiento de molinetes como también sostiene que se tienen que “abstener de tomar nuevas sanciones”.

Además, dispuso un bozal legal a las autoridades del Gobierno para hablar sobre el fallo de la Corte Suprema que terminó por confirmar que el proceso de personería gremial de los metrodelegados se encontraba inconcluso y que por eso confirmaba la quita de la misma hasta que se terminen todos los pasos burocráticos.

En cuanto a los Metrodelegados, Gallardo les prohibió realizar cualquier tipo de medida de fuerza mientras duren las conversaciones con el Gobierno durante los próximos 60 días.

Desde Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro aseguraron: “Siempre sostuvimos nuestra vocación de diálogo con la empresa y el Gobierno de la Ciudad, llamándolos a la reflexión y a que retomen las negociaciones paritarias. Esperamos que las autoridades acaten la orden del juez Andrés Gallardo y convoquen a mesa paritaria”.