En el marco de la causa peajes, este martes el juez Rodolfo Canicoba Corral pidió la declaración indagatoria del ex ministro de Hacienda de Cambiemos, Nicolás Dujovne, del extitular de la Dirección Nacional de Vialidad, Javier Iguacel, y del exministro de Transporte, Guillermo Dietrich, y dictó la prohibición de salir del país. 

La decisión también incluye al exprocurador del Tesoro, Bernardo Saravia Frías, el exjefe de Asuntos Jurídicos de Vialidad Nacional Ricardo Stoddart y el presidente Ejecutivo AUSOL y Grupo Concesionario del Oeste, Andrés Barberis.

La causa investiga maniobras defraudatorias durante el gobierno de Mauricio Macri, que tuvieron como víctimas a las arcas del Estado llevadas a cabo por los entonces funcionarios públicos.

Según informó el portal El Destape, los ex funcionarios macristas intervinieron en las negociaciones y el procedimiento de renegociación del contrato de concesión del acceso norte y del acceso oeste. En este sentido, para el magistrado existe el grado de sospecha para indicar que los ex funcionarios participaron en la comisión de los delitos investigados.

En concreto, los acuerdos con Autopistas del Sol (AUSOL) y con Grupo Concesionario Oeste (GCO), ambas controladas por Abertis apuntaron a garantizarles el recupero de las supuestas inversiones que hicieron desde 1994, cuando Carlos Menem les dio las concesiones de los accesos Norte y Oeste, respectivamente. 

AUSOL reclama 499 millones de dólares, GCO otros 247 millones, y el Gobierno de Macri les reconoció esos montos. Como las concesiones vencen a finales de 2018, la solución que acordaron Macri y Abertis para que copten ese dinero es prorrogarlas hasta el 31 de diciembre del 2030 con las tarifas dolarizadas, y un acuerdo que sólo beneficia a la empresa.

A esos 746 millones de dólares se sumaron desfalcos por otros 358 millones de dólares en maniobras de autocontratación, sobrefacturación, distribución ilegal de dividendos, alquileres y compras a empresas ligadas a sus accionistas y evasión de impuestos. Entre ambas maniobras, se trata de más de 1.000 millones de dólares.