Los dos jueces del Tribunal Oral Criminal 1 de Mar del Plata que absolvieron a los acusados del abuso sexual y femicidio de la adolescente Lucía Pérez cometido en 2016 en esa ciudad, fueron suspendidos provisoriamente en sus funciones para ser sometidos a un jury, por decisión unánime del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados de la provincia de Buenos Aires.

Así lo resolvió la audiencia realizada este martes, presidida por la magistrada de la Suprema Corte provincial Hilda Kogan, donde se hizo lugar a la acusación contra los jueces Juan Facundo Gómez Urso y Pablo Viñas. Ambos magistrados en noviembre de 2018 absolvieron a Matías Farías, Juan Pablo Offidani y Alejandro Maciel acusados del femicidio de Lucía, resolución que el año pasado fue revocada por la Cámara de Casación.

Con la suspensión provisoria de Gómez Urso y Viñas, deberán presentarse las respectivas pruebas para dar inicio al debate público, cuya fecha aún no fue dispuesta, para establecer si se los destituye o no de sus cargos, según informó Télam.

En la acusación de la Comisión Bicameral de Enjuiciamiento a Magistrados se indicaba que "la queja se relaciona con la resolución de libre absolución que beneficiara en el juicio oral a los autores de los delitos por el gravísimo delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por haber causado la muerte de la ofendida y habiendo sido favorecido por el suministro de estupefacientes".

"Dan cuenta las denuncias de manera concordante que la niña fue drogada, abusada sexualmente y asesinada, por lo que la sentencia dictada lejos de ajustarse a derecho evidencia una clara arbitrariedad, que deja impune el femicidio, de lo que demuestra con supina claridad la incompetencia e incumplimiento a los deberes del cargo de los juzgadores", señalaron los acusadores.

Previo a la audiencia, los familiares de Lucía Pérez y organizaciones feministas se movilizaron desde las 9 en La Plata para pedir Justicia .

"Para nosotros es importante este jury, queremos que los destituyan a estos jueces para poder las mujeres estar más tranquilas y en paz", dijo Marta Montero, mamá de Lucía, en diálogo con radio Provincia.

Para Montero, luego de la suspensión, vendrá el juicio, lo que remarcó como necesario para que "la justicia empiece a cambiar". En ese sentido, agregó, "Esta lucha es de todas las mujeres, invito que nos acompañen para esperar este fallo. En esta audiencia nos dirán que pasará, estemos todas juntas, esto es el bien para todas las mujeres, no solo para Lucia".