El juez Andrés Gallardo resolvió este jueves suspender la venta de 86 hectáreas de tierras públicas en la Ciudad de Buenos Aires. Los lotes pertenecían a la Nación y fueron transferidos a la Ciudad, por convenio, durante la presidencia de Mauricio Macri en el año 2018.

Con esta medida, se frena la intención del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta de vender los lotes para millonarios negocios inmobiliarios. Entre las parcelas, que por el momento no se podrán subastar se encuentran predios del barrio Carlos Mugica, playones ferroviarios en Villa Crespo y el terreno perteneciente al ex Mercado de Hacienda.

El juez de 1ra Instancia en lo Contencioso Administrativo y Tributario, Andrés Gallardo, advirtió en su fallo que no se cumplió con las audiencias públicas obligatorias ni con el procedimiento de doble lectura para sancionar esta ley, ordenado por los arts. N° 89 inciso 4 y N° 90 de la Constitución de la Ciudad.

El recurso de amparo había sido presentado por el Observatorio del Derecho a la Ciudad (ODC), la Cátedra de Ingeniería Comunitaria - FIUBA (CLIC), IPYPP y la Defensoría de Laburantes. Los demandantes también habían argumentaron que la ley “no respeta la participación ciudadana que exige el Plan Urbano Ambiental para el manejo del Banco de Tierras e Inmuebles de la Ciudad”.

En 2018, los terrenos que conforman las 86 hectáreas estaban en manos del Estado nacional fueron transferidos por convenio a la Ciudad a cambio de que la gestión de Rodríguez Larreta se hiciera cargo del financiamiento de la última etapa de la obra del Paseo del Bajo, que vincula la Autopista Buenos Aires-La Plata con la Autopista Illia.

Nación había tomado deuda por 400 millones de dólares con la Corporación Andina de Fomento (CAF), y a su vez le pidió a Ciudad que absorbiera parte de esa deuda y se hiciera cargo de 175 millones de dólares.

“Con este proyecto lo que está mostrando es la fuerte voluntad de liberar la mayor cantidad de suelo para venderlo para especulación inmobiliaria”, denunció por aquel entonces el abogado Jonatan Baldiviezo, titular del Observatorio del Derecho a la Ciudad.

A principio de año, el presidente Alberto Fernández ordenó investigar los convenios de traspaso de tierras a la Ciudad firmados por Macri sobre el final de su mandato, puesto que consideró que se había violado la ley de Responsabilidad Fiscal y que se comprometió patrimonio público.

Se trata de un total de 31 escrituras correspondientes a playas ferroviarias y parcelas ubicadas en Caballito, Palermo, Belgrano y Liniers y la concesión de los espacios debajo de dos viaductos, el Mitre y el San Martín, además del Paseo del Bajo, que tendrían un valor fiscal aproximado de 16 mil millones de pesos.

La iniciativa provocó la reacción de organizaciones sociales y ambientalistas que se movilizaron al grito de “parques sí, torres no” para impedir la venta de los terrenos. Al mismo tiempo que un fallo judicial dio lugar a una acción de amparo.

La decisión de qué pasará con esas tierras se conocerá hacia fines de enero 2021, cuando culminen las audiencias públicas, de las participarán unos 250 oradores y oradoras que en su mayoría está en contra de la venta de los terrenos públicos para negocios inmobiliarios privados.