El fiscal Gabriel de Vedia dictaminó en contra del ajuste previsional establecido por el Gobierno en diciembre del año pasado. De ese modo, hizo lugar a un pedido de un grupo de jubilados que solicitaron que se les aplique la actualización prevista por la ley de movilidad anterior, que era más beneficiosa que la actual.  

El planteo discute la constitucionalidad de la reforma, ya que empeora la situación de millones de jubilados al realizar la actualización de haberes con una fórmula más perjudicial que la anterior. 

Ahora, tras el dictamen del fiscal, deberá ser la Justicia Federal de la Seguridad Social la que resuelva el trámite.

Cabe recordar que el mes pasado la Cámara también falló en contra de la reforma luego de una presentación contra el aumento que se dispuso en marzo de 5,71%. Con la fórmula anterior debía haber sido de 14,5%.