La cerealera multinacional Bunge realizó a fines del año pasado una maniobra para evitar pagarle al estado nacional 100 millones de dólares. La movida fue tolerada por el Gobierno de Mauricio Macri. Buenos muchachos...

Se sospecha que Bunge declaró a fines de 2019 exportaciones por más de 7 millones de toneladas antes de la suba de las retenciones y así consiguieron ahorrarse casi 100 millones de dólares de impuestos. Sin embargo, no exportó esa cantidad, sino que "adelantó" ventas que todavía no había hecho para pagar menos retenciones (se suponía que en 2020 aumentaban). 

Las operaciones más complejas de Bunge Argentina dependen del gerente comercial, Adrian Chueco, que integra un equipo compacto con Guillermo Marcotegui y Ramon Fernandez Asenjo, altos directivos de la compania en el país. 

 La maniobra contó con el beneplácito de funcionarios del Gobierno de Mauricio Macri. Además, en algún caso, esas movidas fueron habilitadas por disposiciones de Cambiemos que habilitaron a los exportadores "jugar" con las fechas al permitirles "adelantar" exportaciones con hasta 90 días de anticipación. De esa forma, pueden especular con los cambios en el precio del dólar.