En medio de las conversaciones y el plan enarbolado por el gobierno nacional para renegociar la deuda externa en dólares con el FMl y los acreedores privados, una consultora realizó una encuesta acerca de la opinión de los argentinos sobre la problemática de la que surge que la mayoría de los consultados tiene una perspectiva muy crítica respecto de la gestión de Macri y confía en la solución que busca el presidente Alberto Fernández. 

Se trata de un trabajo de Analogías para el que se encuestó a unas 2.657 personas entre el 23 y el 25 de enero y abarcó a las 24 provincias de la Argentina. La franja etaria fue entre los 16 y 74 años. No sólo se indagó a los consultados acerca de su visión sobre el FMI, la reestructuración de deuda, la situación económica y las expectativas de futuro, sino que también apuntó a la imagen del mandatario. 

Según las conclusiones sobre los puntos vinculados a la deuda, hay una mayoría que comparte la mirada del Frente de Todos: "Aparece un bloque de entre 60% y 70% de los encuestados que tiene opiniones en línea con evaluar la gravedad del problema que supone el nivel de deuda externa al que está expuesto la Argentina, la necesidad de que sea tomado como una causa nacional y el apoyo a la iniciativa para resolverlo con una gestión específica que haga sustentable su repago, como condición necesaria para la recuperación de la economía.".

En el mismo sentido, "una mayoría de volumen levemente menor" es muy crítico en cuanto a las decisiones que tomó Macri y qué hizo su administración con los fondos prestados. "El incremento ingente de la deuda externa no redundó en mejores condiciones para el desarrollo de la Argentina, sino más bien estuvo signada por intereses particulares", concluye el estudio.

Precisamente, varios datos muestran el apoyo a la propuesta de negociación de Fernández: el 59,9 % de los encuestados considera que la Argentina debe manejarse bajo la premisa de que "primero debe crecer la economía para pagar", el 70,1 % está entre de acuerdo y muy de acuerdo con "la idea del gobierno de bajar el monto y alargar los plazos de la deuda" y el 61,9% evalúa que la renegociación "debe ser tomada como una causa nacional por todos los sectores".

La cara contraria de estos juicios de valor, aunque con una mayoría levemente inferior, aparece a la hora de evaluar cómo administró el macrismo el pasivo que generó. En principio, el 69,9 % considera que Cambiemos hizo crecer entre "mucho" y "bastante" la deuda externa argentina.

El 65% responde que el gobierno de Macri usó "poco y nada" al incremento de la deuda "para el desarrollo del país", y, por el contrario, casi el 60% indica que "la deuda que tomó (Cambiemos) se usó para la fuga de dólares al exterior". 

Por otra parte, ante la consulta respecto de si "hubo corrupción de gente cercana a Macri y su gobierno respecto de las operaciones de deuda", la respuesta es contundente: el 54,2 % considera que entre "bastante" y "mucha". Además, el 38 % sindica a "los funcionarios del gobierno de Macri" como "principales beneficiarios" del endeudamiento, mientras que el 31,9%
apunta a "los bancos y acreedores".

Fuente: Política Argentina