Este lunes, veinte trabajadores de la Metalúrgica Siam de Avellaneda se enteraron en la puerta de la planta que se quedaron sin trabajo. Los despidos se suman a la avanzada de los propietarios de la firma que, desde agosto, hostigan a los trabajadores con retiros voluntarios, suspensiones y despidos, en el marco de una fuerte crisis en el sector.

A través de un comunicado, los trabajadores denunciaron que "en el día de hoy la empresa Pilisar S.A (SIAM) parte del grupo Newsan dejo a 20 trabajadores en la calle. De forma ilegal sin presentar ninguna problemática económica y sin ninguna causa nos deja sin trabajo, el único sustento de nuestras familias. Estamos en la puerta de la planta a la espera de una solución", detallaron.

El conflicto empezó en agosto, ante una alerta de los trabajadores por la crítica situación laboral en la que se encontraban. En aquel entonces ya denunciaban que "la empresa nos suspende todos los viernes al 75% de nuestro salario". Por otro lado, desde la empresa les daban dos opciones: "una era llegar a un arreglo mandando la renuncia y que nos indemnizaran; y la otra era esperar a ser despedidos".

A principios de septiembre, los trabajadores de Siam realizaron un abrazo a la metalúrgica para visibilizar el conflicto y reclamar por el sostenimiento de las fuentes laborales.

La empresa supo emplear a 200 trabajadores y la crítica situación laboral de los obreros metalúrgicos en Avellaneda se sumó al cierre definitivo de Metalúrgica Tandil, propiedad de Renault, que dejó a cerca de 200 personas sin trabajo.