Debido a la falta de consumo, la multinacional Pepsico dejó de producir las galletitas Toddys. En consecuencia, 800 puestos de trabajo en la empresa de Mar del Plata estan en peligro.

“Desde hace tres meses el laburo ha menguado un poco y hay personas boyando en la fábrica. Por la cuestión económica, sale más barato traer las Toddy desde México a Chile que desde nuestro país”, explicó Diego Bruna, delegado gremial del Sindicato de Trabajadores de Industrias de la Alimentación.

En ese sentido, el delegado de los empleados de la empresa de Mar del Plata aseguró que se produjeron despidos preventivos en la planta de Tucumán, Córdoba y Capital.

El pasado martes se realizó una audiencia en el Ministerio de Trabajo de Nación, donde se discutió el descuento que sufrieron el pasado 26 de agosto los cuatro delegados gremiales, por una protesta en la puerta de la fábrica, ubicada en el parque industrial General Savio.

En el año 2017, la empresa cerró en un controvertido contexto la fábrica de Vicente López, que dejó a 500 trabajadores en la calle. En la actualidad, Pepsico Mar del Plata quedó como la planta fabril más importante de la multinacional en el país y exporta sus productos a Chile, Paraguay y Uruguay.