A través de sendos proyectos de resolución, uno encabezado por Rodolfo Tailhade y otro por Raúl Pérez, los legisladores del FpV-PJ, el massismo, el Movimiento Evita y Red por Argentina sostienen que “el trabajo institucional y las declaraciones públicas de Laura Alonso ponen de manifiesto que la funcionaria asume sistemáticamente una actitud que compromete la ética y el desempeño de su cargo”. 

Además, señalan que la funcionaria “está seriamente cuestionada por actos de corrupción”, “deliberadamente omite presentarse formalmente en las investigaciones penales que involucran al gobierno”, y que “es muy distinta su actitud frente a causas que afectan a funcionarios de administraciones anteriores”.

Ayer, Alonso embistió contra la justicia de nuestro país a través de su cuenta de Twitter, donde tildó a una resolución de la Corte Suprema de Justicia de “alocada”, y exigió a los jueces del tribunal inferior que incumplan con las indicaciones de la máxima autoridad del Poder Judicial.

“Este nuevo ataque a las instituciones de nuestro país, sumado a los funestos antecedentes que en similar sentido se registran respecto de la funcionaria Laura Alonso, y las diversas  causas penales en las que se encuentra imputada, exigen su interpelación en los términos del art. 71 de la Constitución Nacional y art. 204 del reglamento de este Cuerpo”.

El proyecto de Tailhade es acompañado por Felipe Solá (Red por Argentina), Leonardo Grosso (Movimiento Evita) y legisladores del FPV-PJ, y el de Pérez por Cecilia Moreau, Vanesa Massetani y Carlos Selva.