El estado de emergencia en materia edilicia y de infraestructura no sólo afecta a las escuelas y hospitales, sino que la crítica situación se replica en la mayoría de las dependencias públicas de la provincia de Buenos Aires.

En esta oportunidad, el derrumbe de la mampostería de un techo del sector de servicios de obras y automotores de la Dirección de Niñez y Adolescencia de la provincia, que funciona en Avenida 1 y 58 de la ciudad de La Plata, puso en peligro la vida de trabajadores.

“De casualidad no pasó nada, porque cinco minutos antes había dos compañeros sentados ahí”, precisó Maximiliano González uno de los trabajadores.

Acorde al testimonio brindado por González a una radio platense, en dicha dependencia ya habían hecho denuncias ante las autoridades por el registro de paredes llenas de humedad, filtraciones, cables eléctricos colgando y falta de mantenimiento en general.