Este viernes Milagro Sala fue llevada esposada ante la Justicia de Jujuy, donde la notificaron de una nueva causa en su contra por instigación, similar a la de los huevazos contra Gerardo Morales. Cabe remarcar que este jueves el líder de la Túpac Amaru declaró por ese caso. Según Página12, a partir de que Jujuy vota legisladores el próximo 27 de junio, se sospecha del uso político de Sala para que el oficialismo obtenga rédito político.

La citación de este viernes se dio por una nueva denuncia en la investigación de la toma de tierra de Campo Verde. El pasado 8 de marzo pasado, el gobernador jujeño inauguró una escuela en construcción en un predio que usaban como cancha de fútbol, ​​en la localidad de Campo Verde. Durante la madrugada, hubo incidentes en el predio entre los vecinos que tomaron el predio y la policía. Ante esta situación, Morales pidió al fiscal de Estado y al ministro de Seguridad provincial que inició una demanda penal y acusó a Sala de ser instigadora de estos disturbios que terminaron con represión policial.

Sucedió un día después de la comparecencia de Sala ante el Tribunal Oral Federal de Jujuy en la que se reflotó la causa por los huevazos a Gerardo Morales cuando el hoy gobernador era senador. Por este caso, la Justicia la citó a declarar 48 horas antes por un hecho que en el que no estuvo presente.

Los abogados de la dirigente le pidieron al máximo tribunal penal del país que intervenga ante lo que denuncian como un nuevo atropello y pidieron la nulidad de la audiencia.