Por orden del juez Claudio Bonadío la policía ingresó al edificio de la calle Juncal perteneciente a la ex presidenta, sin entrar al departamento del quinto piso donde Cristina Kirchner. Gregorio Dalbón, abogado de la ex presidenta, calificó al operativo de ser parte de un “circo” que busca tapar que “el país está explotando por el aire”.

El allanamiento es en el marco de la causa que investiga una supuesta red de corrupción en la obra pública a través de unas fotocopias escritas por un ex chofer de Roberto Baratta, número dos del ministerio de Planificación del gobierno anterior. Esta tarde, y por orden del juez Bonadío, la policía allanó el edificio de la calle Juncal del centro porteño en donde vive la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Según fuentes judiciales se trata de una inspección visual sobre ciertos aspectos que aparecerían en las declaraciones del ex chofer y no ingresaron a su departamento. En la orden judicial, la intención del operativo es verificar que ciertas cuestiones de índole edilicia que describen las fotocopias de los cuadernos del ex chofer sean las que están descriptas en las copias y en su declaración.

Por su parte, el abogado de la Senadora Kirchner, llegó hasta el lugar y denunció que “el allanamiento es ilegal, es algo que no puede hacer ningún juez porque es una Senadora Nacional”. En el mismo tono señaló que se trata de un “circo” que esconde la intencionalidad política de tapar la crisis económica que atraviesa Cambiemos: “Es pan o circo, el dólar llegó a 31 pesos, no lo pueden sostener, el país se cae a pedazos”, sentenció Dalbón.

Este miercoles, el Senado deberá debatir si autoriza, o no, los allanamientos a los domicilios de la senadora Cristina Kirchner por la causa de los cuadernos de Centeno.