Los Topos, la Selección Argentina de basquet para sordos, clasificó para el Mundial de Polonia pero no pueden viajar debido a los recortes presupestarios por parte del Estado nacional.

“Necesitamos dos millones y medio para viajar, una ciudad sola como Carlos Paz puede pagarlo, ¿cómo puede ser que Nación no lo pague? Somos una delegación que viaja a representar el país”, denunció el entrenador Ariel Britos, en diálogo con PáginaI12.

A través de un video que hicieron público con el objetivo de visibilizar la situación, los jugadores que integran el segundo mejor equipo de América contaron que tuvieron que vender camisetas para costear los 2500 dólares necesarios para inscribirse en la competencia porque la Federación Argentina de Básquet de Sordos (FABS), entidad que los nuclea, sólo cuenta con un presupuesto de 115 mil pesos para solventar a los deportistas.

El presupuesto asignado por el Gobierno a los deportistas de elite “no cubre ni siquiera el pasaje de una persona”, ya que la CAdeS cuenta con una caja de 460 mil pesos, que se dividen entre las cuatro delegaciones (futsal, natación, atletismo y básquet).

La noticia se conoció luego de que el presidente Mauricio Macri decidiera por decreto disolver la Secretaría de Deporte, para reemplazarla por una Agencia. Todos los especialistas ven detrás de la movida el intento por privatizar al deporte.