Luego de analizar los resultados en la Provincia de Buenos Aires, se conocieron quienes fueron los ganadores de las elecciones. El objetivo de la llegada de intendentes al ejecutivo provincial, era ganar en territorialidad y a priori, fue lo que sucedió en el territorio del gobernador Axel Kicillof. 

En Malvinas Argentinas, el Frente de Todos se impuso con el 52,44% de los sufragios, siendo la más votada en el Conurbano, por sobre la boleta de Juntos que cosechó 26,16% de los sufragios.

Tweet de Leo Nardini

La nota de la noche se dio en la primera sección electoral, donde, con Luis Vivona a la cabeza, el PJ logró la mejor elección después de 16 años. La última vez que este espacio político se había destacado en dicha sección, fue en el año 2005.

"Tenemos que seguir transformando Malvinas Argentinas, hoy conseguimos uno de los triunfos más importantes de la provincia de Buenos Aires. Hemos ganado por más de 25 puntos de diferencia sobre la segunda fuerza, eso es muy importante", comentó el ministro de Infraestructura bonaerense, Leonardo Nardini.

La lista de Dulce Granados no dejó dudas y ratificó la supremacía del peronismo en el distrito de Ezeiza: 56,28% a 26,53% sobre Juntos.

En José C. Paz, aplastante victoria del FdT La lista de Roque Caggiano, impulsada por el intendente Mario Ishii sacó mas del doblde de punto que la boleta de Juntos: 48,50% a 26,26%.

En Moreno, el FdT sacó 16 puntos más que Juntos. La intendenta Mariel Fernández se quedó con la foto de uno de los mejores triunfos kirchneristas en la Primera: 45,22% a 29,01% sobre la lista de Juntos. 

Tweet de Mariel Fernández

En la Primera, el FdT ratificó su supremacía. El del intendente Mario Secco fue uno de los resultados más abultados respecto a la diferencia con el segundo: 25 puntos de diferencia. Pasando en limpio, la lista del candidato Daniel Eseiza obtuvo un 53,24% de los votos sobre un 28,25% de la boleta de Juntos que encabezó Leandro Rojas. 

En tanto que en La Matanza, Espinoza sacó casi 20 puntos de diferencia sobre la boleta que encabezó el liito "Toty" Flores. Aplastante, pero ninguna novedad.

En números, sobre un 1,1 millón de electores habilitados (equivalentes al 8% del total de los bonaerenses, y al 3% de los nacionales), obtuvo el 47,76% de los votos (en las PASO había sacado el 44%). Por su parte, la lista de Juntos consiguió en ese municipio 28,04% en la que fue su mejor elección. En las PASO el porcentaje de la alianza opositora había sido del 25,4%.

En Almirante Brown, el FdT también marcó la tendencia alzista de la mano de la lista de Mariano Cascallares, que le sacó 18 puntos al frente opositor, dos puntos más que en la elección de septiembre: 48,08% a 29,21%.

En Berazategui, el Frente de Todos edifició un triunfo aplastante sobre la lista de Juntos a nivel local: 46,33% a 30,60% sobre la lista de Juntos. Los más de 16 puntos de diferencia se sostuvieron en la figura del ejecutivo local que conduce Juan José Mussi.

También en el sur del conurbano, particularmente en Florencio Varela, el Frente de Todos obtuvo 50,34% de los votos, casi el doble que Juntos (24,89%). En las PASO había sacado el 40,9%, con más de 15 puntos sobre la oposición. 

En Lomas de Zamora, el peronismo le sacó una diferencia de 13 puntos a Juntos y aumentó dos puntos desde las PASO. El triunfo de 47,24% de la lista oficialista por sobre el 33,39% obtenido por la boleta de Juntos consolida la figura de Martín Insaurralde como uno de los responsables de la remontada de votos del oficialismo en el territorio bonaerense.