La UCR Nacional emitió un comunicado para cuestionar al expresidente de Bolivia Evo Morales, que desde el 12 de diciembre se encuentra en la Argentina luego de huir de su país en el marco de un golpe de Estado contra su gobierno, y analizar hacer un pedido formal para quitarle su estatus de refugiado político.

"Morales se encuentra en nuestro país en calidad de refugiado amparado por el Poder Ejecutivo y, al parecer, con una sola condición: 'No hacer declaraciones políticas". Morales hizo todo lo contrario. Visitó la Quinta de Olivos, concedió todo tipo de reportajes a diferentes medios, participó de actos políticos", afirmaron en el comienzo del texto.

Tras eso, desde la UCR apuntaron directamente contra las últimas declaraciones del exmandatario boliviano con el diario Perfil, en las que pidió "organizar como en Venezuela, milicias armadas del pueblo" en Bolivia, algo que generó múltiples críticas y el propio líder del MAS debió salir a aclarar y defenderse.

"¿Cómo se puede garantizar paz y democracia en un Estado sin derecho si el gobierno de facto de Bolivia usa, por decreto, FFAA para masacrar y perseguir al pueblo indefenso? El propio pueblo se organiza: rondas campesinas, guardia comunal y otras formas ancestrales por su seguridad", escribió en su cuenta de Twitter.

"Desde Bolivia llegaron múltiples repudios a los dichos del ex presidente Morales. Desde el Gobierno que lo refugió, nada", cuestionaron, en referencia al silencio de la administración de Alberto Fernández. 

Y concluyeron: "Las declaraciones de Morales atentan contra la paz y la democracia del país vecino, que está en pleno proceso de normalización de sus instituciones. Las amenazas de su ex mandatario no ayudan en nada a los bolivianos".

El comunicado lleva la firma de Alfredo Cornejo y Alejandra Lordén, presidente y vice del Comité Nacional de la UCR, respectivamente. El título, que dice mucho más que el texto en sí, pregunta: "¿Podemos seguir 'refugiando' a Evo Morales?".

Según revelaron, el partido que integran la alianza Juntos por el Cambio evalúa realizar algún tipo de presentación en el Congreso para intentar sacarle el estatus de refugiado a Morales y expulsarlo del país.

Fuente: El País Digital