Se encuentra en el país la titular del FMI, Christine Lagarde, quien se reunió con los principales referentes del Gobierno de Cambiemos. Además, se supo que se instalarán en el país técnicos del organismo para controlar las cuentas públicas nacionales.  

Uno de los puntos álgidos tiene que ver con la inflación en alza desde principios de año. Según lo acordado con el FMI, la suba de precios no puede superar el 32% anual. Hasta el momento, la inflación alcanzó el 16% en 6 meses y estaría por encima de esa meta. 

"Desde nuestro punto de vista, la meta de inflación debe ser alcanzada. Esto ha sido dicho por las autoridades y es lo que hemos discutido y acordado", afirmó Lagarde durante una breve conferencia de prensa que ofreció junto Nicolás Dujovne, ministro de Hacienda. 

Sin embargo, Lagarde se mostró optimista a pesar del 3,7% de inflación de junio. "Las políticas decididas se implementan según lo planeado. Los objetivos son alcanzables. La inflación ha alcanzado un punto alto. Hubo consultas. Hablamos mucho. Se tomaron las medidas necesarias y estamos encaminados", agregó. 

Ayer, movimientos sociales y sindicatos se acercaron al Banco Central para presentarle una carta a Lagarde, que cuenta con las firmas de 400 referentes políticos y sociales de todo el país. Es rotundo el rechazo que tiene el acuerdo con el FMI más allá de las figuras de Cambiemos.