Este jueves la legisltura de la ciudad de Buenos Aires votó un paquete de convenios urbanísticos que fueron firmados por el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta con empresas privadas para la construcción de dieciseis torres en doce barrios porteños.

Desde que Mauricio Macri llegó a ser jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires en 2007 hasta nuestros días, la construcción y desarrollo de una ciudad excluyente, innecesariamte costosa, con contados espacios verdes y sin aprecio por su patrimonio histórico, fue una constante que se puede palpear en cualquiera de sus formas y, que en la actualidad, bajo las directrices de Larreta se continúa y profundiza.

Las dieciséis torres que se tiene proyectado edificar viola todo tipo de regulación urbanística y obedece a la lógica de los negocios inmobiliarios. Por ello,  la capacidad y altura permitidas para construir en la Ciudad no se respetarán en estas dieciseis futuras consrtucciones.

Según informaron funcionarios del área de Planeamiento Urbano del Gobierno de la ciudad de Buenos Aires en una reunión con los legisladores realizada el 15 de septiembre último, los funcionarios informaron dónde se ubicarán las nuevas torres:

Caballito: se construirán dos torres, una en Campichuelo 644, en una parcela de 2.135 metros cuadrados donde funcionaba un centro médico privado, y la otra sobre la intersección de la avenida Díaz Vélez y Virasoro,sobre 616 metros cuadrados, se levantará un edificio de 53 metros.

Colegiales: también se planea levantar dos torres, una se ubicará en Amenábar 1501 (y Virrey Olaguer), sobre una parcela de casi 600 metros cuadrados; y la otra en sobre la avenida Álvarez Thomas 401, esquina Maure,se construirá un edificio de 44 metros de altura.

Belgrano: en las calles Arcos 1865 por un lado y 11 de septiembre se construiran dos torres de 71 y 53 metros respectivamente. Este último inmueble está catalogado como histórico con "protección especial cautelar", por lo que se conservará su fachada.

Palermo: Otras dos torres aparecerán en el barrio más extenso de la ciudad. En Lafinur 3126, en una parcela 1.590 metros cuadrados se erigirá un edificio de 60 metros de altura; mientras que en avenida del Libertador 5723, esquina con Pampa, aparecerá otra torre de 51 metros de altura.

Nuñez: en la calle Arcos al 3631, esquina con Crisólogo Larralde, se construirá una torre de 65 metros de altura, en una parcela de 1.491 metros cuadrados, donde actualmente hay un edificio de oficinas de un solo piso.

Villa Crespo: en un terreno baldio ubicado sobre la avenida Corrientes 5761, se construirá un edificio de 72 metros de altura.

San Telmo: se planea construir una torre de 85 metros de altura en Huergo y Azopardo.

Barracas: en la parcela ubicada en Pinzón 1258, esquina con Ruiz Díaz, aparecerá una nueva torre, que contará con 1.035 metros cuadrados.

Almagro: se construirá una torre de 73 metros de altura en Corrientes (3140) y Gallo, en una parcela de 1.200 metros cuadrados donde hay un inmueble de planta baja y un piso.

Boedo: sobre la calle Virrey Liniers 2301, esquina Rondeau,  sobre una parcela de 3.200 metros cuadrados, se construirá un edificio de diez pisos con parque interno.

San Nicolás: sobre la avenida Córdoba y Reconquista, un edificio de 20 pisos y 3 subsuelos se levantará un edificio de veinte pisos y tres subsuelos. La construcción estará a cargo de el Gobierno de la Ciudad y la empresa Nehuente.

San Cristobal: por último, se construirá una torre vidreada de 74 metros de altura, en una parcela de 2.155 metros cuadrados sobre la avenida San Juan al 2502, esquina Alberti.