A la vez que el jefe porteño Horacio Rodríguez Larreta pedía este 8 de marzo en redes, "Por una Ciudad en donde ser mujer no sea un límite para crecer, ser libre y decidir quién querés ser”, trascendió en las últimas horas que el gobierno de la Ciudad sancionará a las trabajadoras que se sumaron al paro por el Día Internacional de la Mujer Trabajadora. 

Desde la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), se adhirió a la medida y llamó al cese de tareas. La respuesta del gobierno de descontar el día a quienes no hayan trabajado el 9 de marzo, fue anunciada tiempo despues por el director de Relaciones Laborales, Jorge Andrés Rey:

“Los agentes del GCABA que no concurran personalmente a prestar servicios o dejaren de cumplir funciones en sus cargos no devengarán haberes debiendo procederse en tal caso a practicar los descuentos correspondientes en la respectiva liquidación mensual, con excepción de aquellos empleados que se encuentren gozando de una licencia legal con goce de haberes”, señaló el comunicado interno.

Agustina Panissa, secretaria adjunta de ATE Capital y militante feminista, denunció: "La realidad es que va a depender de las reparticiones pero estamos planteando que, en este marco, cuando el Gobierno nacional acompañó la medida de las mujeres y dijo que no se iba a descontar el día, que el GCBA tome esta decisión es un disciplinamiento y desalienta la participación de mujeres en futuras medidas".