"Jamas nos imaginábamos que estando en relación de dependencia y siendo una de las actividades más lucrativas del teatro, íbamos a quedar en esta situación de un día para el otro", contó Matías Pragana, uno de los 25 guías despedidos del Teatro Colón.

Matías consideró "ilegales" los despidos, ya que "los telegramas empezaron a llegar horas después del DNU que prohíbe los despidos". El decreto es el 329/20, promulgado por el presidente Alberto Fernández el 1 de abril, y que imposibilita echar o suspender empleados "por las causales de fuerza mayor o falta o disminución de trabajo" por 60 días.

Los guías del Colón estaban tercerizados a la empresa Eternautas, a la cual el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires le debe el pago de seis meses. Por este motivo, los despedidos consideran que "la responsabilidad es de los dos".

Fuente: Diario Registrado