Cuatro meses después del accidente en el que murió la agente Cinthia Choque y que expuso la situación de precarización laboral que mantienen los trabajadores de la Ciudad de Buenos Aires, ayer lunes el gobierno porteño despidió a 78 trabajadores de tránsito.

Tras la muerte de Choque, quien fue atropellada por el periodista Eugenio Veppo, Larreta se había comprometido a mejorar las condiciones laborales de los agentes, luego de reclamos, protestas y negociaciones.

Sin embargo, desde la Ciudad anunciaron este lunes que no renovarían los contratos de al menos 78 de los agentes, que los trabajadores denunciaron como "despidos encubiertos", y por eso convocaron a una protesta en el Obelisco.

"Despidieron a los que habían puesto los reclamos al hombro para conseguir mejores condiciones de trabajo", denunció un agente. Desde el gobierno argumentaron supuestas inasistencias injustificadas y certificados médicos apócrifos.

"Somos el segundo ente de mayor recaudación para la Ciudad, no pueden decir que nos echan por falta de recursos. Además van a abrir dos nuevas playas de estacionamiento y para eso están contratando 300 personas más", agregó el agente.

Fuente. Diario Registrado, La Política Online