En medio del rebrote de casos por coronavirus y tras el decreto nacional con recomendaciones a las provincias y a la ciudad de Buenos Aires para restringir la circulación en horario nocturno, el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta definió algunas restricciones, a pesar de su discurso en contra de ellas.

En principio, las actividades de bares y restoranes irán hasta la 1 de la mañana y no podrán extenderse más allá de ese horario. Habrá que ver qué pasará con los controles, ausentes en CABA. Además, se redujo de 20 a 10 la cantidad de personas permitidas en encuentros sociales.

Según las cifras oficiales, en la Ciudad había hace un mes un promedio diario de 350 casos, y actualmente está en 942. Este promedio es de los últimos 15 días, entre los cuales hubo algunos días con 1.500 casos. Es por lejos, la jurisdicción con más aumentos de casos. Eso se debe a la desidia de las autoridades: en CABA parece valer todo.