En medio de la controversia por las clases presenciales, se conoció que el Gobierno porteño había solicitado al Nacional más respiradores, dado que 50 de los que tenía habían sido entregados en comodato al sector privado de salud.

La información, que fue revelada por el ministro de Ambiente, Juan Cabandié. Luego, fue confirmada por el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, y su ministro de Salud, Fernán Quirós. Fue este último el que explicó que pedían más respiradores porque los que tenían los enviaron al sector privado. 

Se sabe que la ocupación en la Ciudad de las camas de terapia intensiva en los privados está por arriba del 95 por ciento. CABA presenta las peores cifras en relación a contagios y muertes por COVID y se enfrenta a un posible colapso si no es asistida por Nación. 

“Tres horas antes de la conferencia de prensa, Larreta le pidió a Carla Vizzotti 60 respiradores porque la ciudad tiene su terapia intensiva colapsada”, remarcó Cabandié en redes sociales, lo que fue cuestionado por dirigentes macristas, que buscaron desmentir al funcionario nacional. 

Sin embargo, la confirmación llegó del propio oficialismo porteño, que sigue con su política de subsidio al sector privado, mientras su sistema público sigue muy estresado por la pandemia.