Días difíciles vive el Jefe de Gobierno porteño Horario Rodríguez Larreta, quien debe enfrentar la elección municipal en medio de una crisis económica y política del Gobierno de Cambiemos. Septiembre se hace largo...

Larreta venció en las PASO pero debe superar en las generales el 50% si no quiere ir a un balotaje con Matías Lammens, que reunió tras de sí al peronismo y al progresismo de la Ciudad. Por ahora, Larreta está arriba aunque el fracaso de Mauricio Macri se lo puede llevar puesto como le pasó a María Eugenia Vidal. 

Por eso, el dirigente calvo decidió el silencio absoluto y tomar máxima distancia de Macri de acá a octubre. No habrá más abrazos, ni risas junto al presidente, que hoy es una mancha venenosa para cualquier macrista que quiera sumar votos.

Cuando faltan pocos meses, Larreta deberá definir una estrategia que le permite mostrarse "distinto" a su mentor político. ¿Podrá? Además, debe lidiar con las locuras de Elisa Carrió, cuyas intervenciones también ponen en riesgo el apoyo de los sectores más moderados.