El gobierno nacional apura un traspaso de tierras a la órbita porteña antes de que finalice el mandato de Macri. Se trata en su mayoría de terrenos en algunas de las zonas más caras de la Ciudad que pertenecen a los ferrocarriles y que por diversas razones no fueron vendidos. El dinero que se obtuviera por los predios iba a servir para financiar los viaductos.

El dinero obtenido por la venta de esas tierras en subastas públicas iba a utilizarse en su totalidad para pagar la elevación de las vías de los trenes Mitre y San Martín. Se trata de predios ubicados en Palermo, Retiro, Villa Urquiza, Saavedra, Colegiales y La Boca.

El proyecto debería entrar en los próximos días a la Legislatura y tener luz verde antes del cambio de gobierno, de otro modo la Ciudad podría perder las tierras.

"Además del aporte de Nación, los viaductos iban a financiarse mayoritariamente con la plata que entrara por la venta de terrenos y por eso esas tierras ya están comprometidas. Una parte ya fue comprada y lo que no lo vamos a vender nosotros", explicaron desde el gobierno porteño.

Las parcelas de Palermo y algunas Colegiales ya fueron subastadas, pero hay seis inmuebles en Retiro, La Boca, Villa Urquiza y otros cuatro terrenos de Colegiales que no tuvieron interesados por la crisis económica que atraviesa la Argentina. Si bien el precio de otros predios fue rebajado, la Agencia de Bienes (AABE) que preside Ramón Lanús, decidió no volver a sacarlos al mercado.

Las tierras más jugosas están en Retiro, muy cerca de la estación de trenes. El Estado esperaba obtener 80 millones de dólares por una parcela de 4300 metros cuadrados.

La superficie total del terreno supera los 14 mil metros, pero la mayoría se transformará en un parque y parte del espacio se dedicará a la apertura de calles y una senda peatonal para ingresar a la estación.

Fuente: La Política Online